Novedades

«Volvería a tomar la decisión de ser parte del IME»

By enero 27, 2021 No Comments

Dos antiguos alumnos de IME Business School explican cómo fue su paso por ésta y cómo han alcanzado su actual situación laboral.

Javier Baz y Luis Manuel Hernández, dos jóvenes que impulsados por el IME han conseguido dar el salto al mercado laboral hacia una empresa con oportunidades de crecimiento y desarrollo.

En esta entrevista, nos cuentan su paso por IME Business School, la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca a través del MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias (MBA DEA), y que han obtenido beca-contrato para trabajar en Miratonda S.L., empresa familiar de Guijuelo especializada en la industria del cerdo ibérico.

 

– ¿Qué os motivó a estudiar un máster en IME Business School?

– Javier: Acabas la carrera desorientado y con un futuro incierto, sin saber exactamente las opciones que hay para empezar tu vida laboral. En mi caso, tras acabar Biología tenía claro que quería desarrollarme profesionalmente dentro de una empresa en el mundo de la calidad agroalimentaria. Es ahí donde aparece IME Business School, ofertando una beca para el departamento de calidad de una industria cárnica. A partir de aquí me informo sobre el MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias especializado en Gestión de la Calidad, y valoro que es una oportunidad que no puedo dejar escapar y más sin moverme de Salamanca.

– Luis Manuel: En mi caso conocí el IME a través de la propia empresa. El día que realicé la entrevista para el puesto vacante que había, me pusieron sobre la mesa la posibilidad de realizar un MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias. Mi respuesta fue que sí puesto que se me estaba dando la posibilidad de ampliar mi formación académica y, al mismo tiempo, incorporarme al mercado laboral a través de unas prácticas.

En ese momento no conocía al IME, sabía que era una institución que impartía másteres en la USAL, pero no tenía mucha más información. Mi interés por esta Escuela de Negocios creció rápidamente y comencé a buscar más datos sobre ella y, más concretamente, sobre el máster que iba a realizar.

Lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de empresas con las que el IME tenía convenio de colaboración, lo que me pareció un indicativo de que mi decisión de hacer un máster allí era la correcta. Cuando vi la guía académica del MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias comprobé que los campos en los que me iba a formar se adecuaban perfectamente a las funciones que iba a tener que desempeñar en el puesto de trabajo en el que iba a hacer las prácticas.

El IME es una gran oportunidad tanto para la formación como para la introducción en el mercado laboral.

 

– ¿Qué esperabais de esta experiencia?

– Javier: Sinceramente, viendo los ingredientes que tenía, sabía que la receta final no iba a defraudar. Y así fue, además de seguir formándome académicamente en el campo que quería podía compaginarlo realizando el periodo de prácticas, para así llevar a la vida real la teoría impartida en el MBA.

Por tanto, las expectativas que tenía al principio del curso se cumplieron sin lugar a dudas.

Luis Manuel: El objetivo principal que yo buscaba a través de este máster era aprender a trabajar. En la carrera se adquieren muchos conocimientos, pero en su mayoría son teóricos y cuando llegas a una empresa te das cuenta de que no sabes ni por dónde empezar.

Con el IME no solo estudias un máster si no que, gracias a las prácticas, consigues dar el salto del mundo académico al mundo laboral. Sin darte cuenta empiezas a aplicar todos los conocimientos que adquieres en clase, a través de las diferentes ponencias o de los casos prácticos que realizamos, en tu día a día dentro de la empresa.

 

– ¿Qué aspecto diferenciador destacarías de IME Business School?

– Luis Manuel: Destacaría principalmente dos aspectos:

En primer lugar, el método empleado en las clases y el papel que juegan los ponentes. A diferencia del tipo de clases a las que estábamos acostumbrados, mucho más teóricas, en el IME todas son muy prácticas, donde el fin de cada sesión es la resolución de un caso práctico que, en su mayoría, son supuestos reales a los que en un futuro podemos tener que enfrentarnos en nuestro trabajo. Además, la mayoría de los ponentes son expertos en la materia que imparten gracias a que la desempeñan cada día en sus puestos de trabajo. Por ello no te aportan únicamente la visión teórica, además te dan su punto de vista basado en su experiencia.

En segundo lugar, las prácticas. Realizar 900 horas en una empresa, aplicando los conocimientos que obtienes con las distintas clases, es una gran oportunidad. Tienes la ocasión de formarte y adquirir mucha experiencia laboral.

Máster en
Dirección de
Empresas
Familiares
(MBA DEF)

IME Business SchoolSi estás interesado en la beca de Price Water House Cooper para la siguiente promoción 2020 escríbenos en este formulario
MBA





    comunicacion.ime

    Author comunicacion.ime

    More posts by comunicacion.ime

    Leave a Reply