Novedades

Entrevista a Álvaro Garrido – Coordinador Académico de los Programas para no universitarios en IME Business School

Alvaro Garrido IME

Coordinador Académico del Programa Integral para la Gestión Empresarial (PIGE) y del Programa Integral para la Gestión de Empresas Agroalimentarias (PIGEA)

Entrevistamos a Álvaro Garrido, Director Académico de dos de los programas para no universitarios que se imparten en la Escuela de Negocios de la Universidad de  Salamanca, el Programa Integral para  la Gestión de Empresas (PIGE), y el  Programa Integral de Gestión de Empresas Agroalimentarias (PIGEA).

«El IME también forma al profesional que
no ha pasado antes por la universidad»

  • ¿Cómo es el perfil del alumno del PIGE y del PIGEA? ¿Son muy diferentes del resto de alumnos?
  •  

    Los programas PIGE y PIGEA están destinados a profesionales con experiencia y con ganas de crecer y aprender para afrontar los retos profesionales del futuro con una mayor garantía de éxito sin necesidad de haber estudiado una carrera universitaria.

    Dentro de esta descripción pueden entrar perfiles muy diversos y prueba de ello lo encontramos en algunos de los alumnos y alumnas que hemos tenido en nuestras ediciones anteriores. Podemos encontrar a profesionales que llevaban muchos años orientados a un área de la empresa cómo pueden ser las ventas y que quieren dedicarse a la calidad o a la producción y para ello sienten que necesitan una formación. Otros profesionales de empresas de servicios que se han dedicado a la administración o la contabilidad y quieren dar un giro a su carrera profesional creando desde cero departamentos de ventas. También profesionales con gran experiencia que están a cargo de personas y sienten que les falta algo para ser un buen líder de equipo, quizá una formación para gestionar personas, unida a unos conocimientos más sólidos. Otro perfil bastante común es el de dueños o hijos de dueños de empresas familiares que quieren hacer crecer a su empresa y sienten que la formación práctica y aplicada por la que se caracteriza el IME puede serles de gran ayuda en sus objetivos de mantener la empresa que abrió su padre o abuelo.

    En definitiva, son alumnos con experiencia profesional, inquietos, implicados con grandes objetivos y con ganas de llevarlos a cabo, lo que les hace alumnos ideales para los profesores. Y, por supuesto, para sus compañeros, ya que esta implicación y proactividad contagiosa hace que se respire en las clases un ambiente estupendo, que se forjen grandes amistades entre profesionales con mismas inquietudes y preocupaciones, e incluso ¡que se cierren negocios!

    • Has mencionado muchas materias, desde calidad, comercialización, gestión de personas, quizá algo de sucesión familiar… ¿Todo esto da tiempo a tratarlo en un mismo programa? ¿Cuántas asignaturas tiene? Y, ¿cuánto dura?
    •  

      Estos programas cuentan con un gran número de asignaturas, por ello se llaman Programas Integrales de Gestión Empresarial y Programa Integral de Gestión de Empresas Agroalimentarias. De hecho, cuentan con casi 40 asignaturas que tocan diferentes áreas de especialización como pueden ser Gestión de Personas, Gestión Comercial, Gestión de Operaciones, Comercio Exterior, Gestión Financiera, etc. No obstante, no todos los alumnos deben hacer todas las asignaturas, sino que tras una entrevista en la que el futuro alumno nos explica su motivación y sus objetivos para realizar el programa, el equipo del IME le asesoramos en su elección de asignaturas siguiendo a raja tabla la idea de proporcionar una formación personalizada con el objetivo de cumplir funciones. Así, algunas de las asignaturas son habilidades directivas, recursos humanos, coaching, negociación, estrategia empresarial, comercialización, neuroventas, prospección comercial, marketing digital, finanzas, control de gestión, logística, comercio exterior, sucesión en empresa familiar, etc. Adicionalmente, el alumno también tendrá formación en el proceso de toma decisiones y sobre la gestión del capital humano, que son dos de las cuestiones en las que las empresas encuentran mayores dificultades.

      Todas estas asignaturas, que el alumno puede elegir según sus prioridades e inquietudes, se desarrollan durante un curso académico, es decir, algo menos de un año natural. En concreto, ambos programas comienzan a final de septiembre y finalizan a final de junio.

      • Si te he entendido bien, la mayoría de los alumnos son profesionales y, por tanto, están trabajando ¿pueden compaginar su trabajo con el programa?
      •  

        Efectivamente, los alumnos de estos programas son profesionales y somos conscientes de ello. Por ello, estos programas desde su origen han sido diseñados según sus necesidades y, por supuesto, sus horarios. Así, estos programas se imparten los viernes por la tarde y sábados por la mañana. Además, son muy llevaderos ya que los alumnos no reciben clases todos los fines de semana, sino que se les garantizan los periodos vacacionales, puentes y festivos. Somos conscientes de que nuestros alumnos también deben descansar y conciliar su formación con su vida profesional y personal. Tanto es así, que si volvemos a echar ojo a los alumnos de anteriores ediciones, podemos encontrar alumnos que venían a Salamanca a recibir clases desde Guijuelo, Alba de Tormes, Béjar, Ledrada, Ciudad Rodrigo, o incluso Segovia y León.

        Además, al espaciarlo en el tiempo conlleva unos beneficios académicos enormes, pues conseguimos que los alumnos cuenten con al menos dos semanas para poner en práctica lo aprendido en las clases e implementarlo en su empresa.

        Laura García García

        Author Laura García García

        More posts by Laura García García

        Leave a Reply