Novedades

Compatibilidad laboral y formativa gracias a IME Business School

By abril 27, 2021 No Comments

Tras varios años fuera de su ciudad, Arturo Cruz, regresó a Salamanca para realizar el MBA DEA de IME Business School al poder trabajar, formarse y seguir jugando al baloncesto a nivel profesional.

La compatibilidad entre formación, trabajo y deporte es todo un reto. Hoy entrevistamos a Arturo Cruz Sastre, jugador de baloncesto profesional, actualmente desempeñando funciones en el Departamento de Recursos Humanos de Aquimisa S.L, tras haber realizado un máster en IME Business School el curso pasado.

 

–Arturo, hace un año que realizaste tu máster en IME Business School. Mirando hacia atrás, ahora con perspectiva, ¿qué es lo que más valoras de haber decidido formarte en la Escuela de Negocios?

–Echando la vista atrás, una de las cosas que más valoro a día de hoy es la posibilidad de conocer diferentes ámbitos de la empresa gracias al plan académico que me proporcionó IME Business School. Se trata de un enfoque global y multidisciplinar que te aporta una visión más completa de la empresa. Además, cursar las asignaturas de recursos humanos me ayudó a conocer mejor el área en el que trabajo y a aplicar los conocimientos día a día.

La visión práctica que se da de la empresa fue también importante, puesto que te acerca a la realidad un poco más, ya que hasta que no estas en contacto con una organización, no conoces realmente el funcionamiento ni su estructura.

–¿Por qué volver a Salamanca y realizar el MBA DEA?

–Tras muchos años fuera de mi ciudad, se me presentó la oportunidad en IME Business School de seguir formándome y poder continuar compitiendo en baloncesto. El hecho de no tener que renunciar a una de las dos oportunidades fue la razón principal para volver a Salamanca.

El MBA DEA me proporcionó una perspectiva del mundo empresarial en su conjunto, y por otro lado, me proporcionó conocimientos propios del sector agroalimentario, en el que tantas empresas están involucradas. Además, este máster me permitió enfocar mi carrera en el ámbito laboral gracias a las prácticas que me proporcionó, algo siempre fundamental en los inicios.

–Además, te has podido especializar en un área concreta, Recursos Humanos. ¿Qué has podido aplicar en tu vida profesional?

–La especialidad en Recursos Humanos la cursé al mismo tiempo que realizaba mis prácticas en Aquimisa. Este hecho, de poder formarme en el mismo área de la empresa a la que cada día acudía a trabajar, supuso para mí una gran ventaja. Esto me ayudó también a la hora de entender los casos reales que se me daban en el trabajo.

Unido a esto, tras haber terminado las clases, pude realizar un trabajo final de máster sobre un proyecto real que desarrollé y fue muy interesante. A día de hoy puedo decir que estamos tratando de aplicar todo el TFM a la empresa.

– En cuanto a las prácticas, las realizaste en Aquimisa S.L, concediéndote una beca para el máster. ¿Cómo valoras esta experiencia?

–Fue una experiencia que valoro de forma muy positiva. Desde el primer día fue un aprendizaje, intenso y exigente donde realmente ves la realidad del mundo laboral.

Supusieron un primer paso fundamental, el paso de la etapa académica a la vida laboral no es sencilla, y requiere una buena parte de dedicación, algo de lo que me di cuenta cuando comencé las prácticas.

–¿Qué proyectos tiene abierto Aquimisa S.L en la actualidad? ¿Cuál es tu rol dentro de la misma?

–En cuanto a los proyectos de la empresa, Aquimisa S.L en estos momentos es líder en el sector de control de calidad y análisis agroalimentaria, lo que siempre ha sido su especialidad, y además ha implementado dentro de sus servicios, los análisis clínicos en lo relativo al COVID–19.

–Además, las prácticas fueron para realizar funciones en el Departamento de Recursos Humanos. ¿Cómo fue ese primer contacto con el mundo empresa a pesar de no tener una formación previa en ello?

–Mi camino en esta empresa ha sido un recorrido progresivo, llevando a cabo desde tareas administrativas hasta, poco a poco, encargarme de los procesos de selección. Tras un tiempo de formación y aprendizaje inicial, he ido asumiendo otras tareas, roles y responsabilidades, lo que me está permitiendo crecer y aprender cada día, algo que considero fundamental en los inicios.

–¿Recomendarías el IME a más alumnos en tu situación? ¿Por qué crees que esta formación es positiva?

–Yo tengo un gran recuerdo tanto en lo personal como en lo que aprendí de cara al mundo profesional. Varios profesores nos lo recalcaron en su momento, depende de lo que cada uno quiera obtener del máster, y de las ganas de aprender.

Dentro del tiempo que tuve en cada semana, procuré sacar el mejor rendimiento a los casos de clase, salir de las sesiones siempre con lo máximo aprendido y sobre todo enfocarme en lo que me podía servir más para mi futuro.

Creo que IME Business School abarca muchas ramas, y muchos niveles en sus opciones de máster, aporta flexibilidad para las diferentes situaciones que tenga cada persona, y cuenta con una historia detrás que permite asegurar un gran nivel de profesionales. Con respecto a esto último, al fin y al cabo, cuanto mejores son los que enseñan, mejores serán los alumnos al terminar.

comunicacion.ime

Author comunicacion.ime

More posts by comunicacion.ime

Leave a Reply