Skip to main content

Logística Humanitaria ¿Sirve lo que hemos aprendido en ámbito empresarial?

By abril 5, 2022BLOG
LOGÍSTICA HUMANITARIA ¿SIRVE LO QUE HEMOS APRENDIDO EN ÁMBITO EMPRESARIAL?

La logística se refiere a la gestión del proceso de traslado y almacenamiento de bienes y materiales desde el punto de adquisición hasta el punto de consumo. Implica no sólo gestionar el flujo físico de productos, sino también el flujo de información asociado por el que se comunican las necesidades 

Curiosamente, es un término de origen militar, siendo los ejércitos los primeros en percatarse de la importancia de abastecer a sus tropas de armas y alimentos para poder concluir con éxito sus campañas. También ha cobrado gran importancia en el mundo empresarial. La segunda revolución industrial supuso la concentración de la producción en determinados puntos y, por lo tanto, una mayor importancia del aprovisionamiento de esos puntos y de la distribución de los productos a los lugares de consumo. 

Lamentablemente, cada vez que tiene lugar una catástrofe o un evento disruptivo, nos percatamos de que, aparte de la logística militar o la logística comercial, existe también la logística humanitaria. En este caso, el movimiento de bienes y materiales tiene como objetivo fundamental aliviar el sufrimiento de las personas vulnerables. La pandemia COVID-19 o la invasión de Ucrania nos ha recordado que no se trata de algo lejano y que una buena gestión de esta logística es fundamental para mitigar el sufrimiento humano.

¿Hasta qué punto la experiencia en el ámbito empresarial nos puede ayudar a gestionar la logística humanitaria? ¿Qué hay de diferente? Podemos identificar algunos contrastes relevantes:

  • La logística humanitaria requiere frecuentemente abordar necesidades urgentes durante un periodo de tiempo impredecible pero normalmente acotado. En este sentido, sería un contexto más parecido al de sistemas productivos basados en proyectos como, por ejemplo, la construcción de barcos o de autopistas. Requiere una logística compleja durante un tiempo limitado, aunque con niveles de incertidumbre mucho mayor que en la gestión de proyectos empresariales.
  • En lo que respecta a prioridades, en la logística empresarial juega un papel fundamental la minimización de costes, que se intenta compatibilizar con la rapidez, flexibilidad o fiabilidad necesaria. En la logística humanitaria el coste no es un factor prioritario, por lo que muchos de los modelos de optimización clásicos no resultan aplicables. 
  • En la logística empresarial, los puntos de origen suelen estar claramente definidos y planificados, pero en la logística humanitaria a menudo es necesario gestionar diversos puntos de donación. La oferta disponible en cada uno de estos puntos está sometida a cierta incertidumbre. En este sentido, podríamos decir que se parecería más a los contextos comerciales de logística inversa, surgidos de la necesidad de recuperar y reciclar productos al final de su vida útil.  
  • El flujo de información desde los puntos de demanda a los puntos de oferta suele ser también mucho menos estable, preciso y consistente en la logística humanitaria. Puede ser complicado disponer de datos claros sobre las necesidades reales, lo que obliga a improvisar o anticiparse. En muchos casos supone movilizar recursos que finalmente no serán necesarios.
  • En logística comercial cada demanda la gestiona habitualmente un único agente decisor, mientras que en logística humanitaria la misma demanda puede estar siendo abordada por distintos agentes no siempre coordinados entre sí.

Todo esto lleva a pensar que, si bien, una persona responsable de logística en una organización empresarial tiene habilidades que ayudarían a gestionar la logística relacionada con una catástrofe humanitaria, se enfrentaría a retos muy diferentes a los habituales. Nos deberíamos preguntar entonces si debemos formar específicamente para estas situaciones y si en las escuelas de negocios tendríamos también que poner nuestro granito de arena formando a profesionales especializados en este tipo de contextos no comerciales.

LOGÍSTICA HUMANITARIA ¿SIRVE LO QUE HEMOS APRENDIDO EN ÁMBITO EMPRESARIAL?

Javier González Benito

Catedrático de Organización de Empresas y Profesor en el Instituto Multidisciplinar de Empresa (IME) Universidad de Salamanca

comunicacion.ime

Author comunicacion.ime

More posts by comunicacion.ime