Skip to main content

TRANSMITIR COSTUMBRES Y TRADICIÓN SIN OLVIDAR FORMARSE

By agosto 30, 2021enero 19th, 2022Novedades
Transmitir costumbres y tradición sin olvidar formarse

En Simón Martín Guijuelo, el signo de identidad es la trasmisión de costumbres de generación en generación, pero no impide la formación continua para mejorar la gestión empresarial.

«Somos un gran equipo humano, día a día nos esforzamos al máximo para ofrecer nuestros productos del cerdo ibérico a nivel nacional e internacional».

«Todos tenemos un compromiso enfocado claramente a que el futuro sea más sostenible, natural y saludable».

«El IME supuso un punto de inflexión en nuestro crecimiento, empezando porque fui yo mismo quien tuvo la oportunidad de tener la experiencia».

«Nuestro objetivo fundamental de crecimiento en los últimos 20 años ha sido el Ciclo Cerrado de Producción».

Hoy nos adentramos en el mundo del ibérico de la mano de Simón Martín Bernardo, cuarta generación al frente de Simón Martín Guijuelo S.L. Desde la localidad salmantina a la cabeza en la elaboración de estos productos, esta empresa familiar se ha abierto paso hasta ser reconocida internacionalmente. Su desarrollo y crecimiento también ha venido acompañado de formación empresarial a través de IME Business School, la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca.

–La «tradición» es vuestro signo identificativo. ¿Qué se esconde detrás de esta palabra?

– En Simón Martín Guijuelo, nuestro signo de identidad es la trasmisión de costumbres de generación en generación, elaborando un producto 100% natural, libre de ingredientes E´s. De esta forma, conservamos los sabores del cerdo ibérico alimentado en la dehesa, con el objetivo de ofrecer a los animales una calidad de vida saludable asegurándoles un futuro de calidad.

– ¿Cómo es el equipo que hay actualmente trabajando en Simón Martín S.L? 

– Somos un gran equipo humano, día a día nos esforzamos al máximo para ofrecer nuestros productos del cerdo ibérico a nivel nacional e internacional.
Para ello, entre todo este equipo lleno de vida e ilusión, hemos apostado en los últimos años por: Mantener puestos de trabajo en el campo de gran experiencia y profesionalidad, con el objetivo de crecer en la producción propia. Disponemos de 5 granjas de cría y engorde de cerdo ibérico, consiguiendo tener un Ciclo de Producción Cerrado. De esta forma, promovemos el desarrollo de las zonas rurales dando oportunidades de crecimiento sostenible.
El conocimiento y el control de la calidad, mediante acuerdos formativos con la Universidad de Salamanca (IME). Asentamos unas bases que nos permiten el desarrollo de nuevas certificaciones, como son los estándares de calidad reconocidos a nivel internacional (IFS). Además, contamos con un departamento muy activo de I+D+i, esto nos permite desarrollar productos con ingredientes 100% naturales, ofreciendo a los consumidores una gama completa de embutidos saludables. El mercado internacional, con un personal cualificado y una implicación directa de la dirección de la empresa, que nos permite aumentar año a año el abanico de países donde poder ofrecer nuestros Jamones y embutidos del cerdo ibérico.
El turismo local y divulgación cultural, ofreciendo visitas guiadas a la fábrica de la mano de nuestro personal más experto y con arraigo familiar.
Los jóvenes de la zona, que aportan los conocimientos arraigados del sector. A los que ofrecemos la oportunidad de asegurarse un futuro laboral. Además, de esta forma conseguimos que nuestra tierra sea más próspera y fructífera, generando grandes oportunidades actuales y de futuro.
El conocimiento de las RRSS y el comercio online. El desarrollo de nuestra tienda online nos ha permitido poner en marcha múltiples campañas de apoyo a nuestros clientes. Desde que empezó la pandemia por covid- 19, creamos la campaña «Todos en casa, nadie sin Jamón» y aún la mantenemos activa con descuentos del -30%. Incluimos embutido gratis en los pedidos y loncheamos piezas de jamón gratis para que todo el mundo pueda tener acceso a un producto de calidad, natural y con un crecimiento del personal colaborador para dar un servicio rápido y de calidad. Atención directa y profesional para estar al lado de nuestro cliente, el mejor compañero de viaje que nos elige para compartir con ellos sus experiencias.

– Es un legado familiar que avanza año tras año, ¿crees que esto pone de manifiesto el valor de las personas de vuestra empresa?

– Los valores de todos y cada uno de los que formamos esta familia están claros y definidos. Por lo que todos, sin excepción del puesto que desarrollamos, tenemos un compromiso enfocado claramente a que el futuro sea más sostenible, natural y saludable.

Sostenible: Apuesta por materiales reciclables, reducción de la huella de carbono, uso de energía solar aplicada a la producción.

Natural: Cerdos alimentados a base de cereales y aprovechamiento de los recursos naturales que la dehesa nos ofrece.

Saludable: Productos libres de alérgenos, ingredientes 100% naturales y aptos para todo el mundo.

– ¿Ha sido la formación un punto clave para incrementar este valor en estos años?

El IME supuso un punto de inflexión en nuestro crecimiento, empezando porque fui yo mismo quien tuvo la oportunidad de tener la experiencia del MBA en Dirección de Empresas Familiares (MBA DEF).
Fue un momento clave en el que tenía la necesidad de seguir creciendo profesionalmente, sin perder de vista el contacto directo con el mundo universitario y formativo, lo cual me supuso un cambio de dirección en el enfoque y orientación. Fue una toma de contacto con la realidad laboral y con las inquietudes y nuevas formas de pensar de generaciones más jóvenes, con planteamientos innovadores, fuerza y empuje que animan a luchar por una sociedad más justa.

– En aquellos años, IME Business School estaba prácticamente en sus inicios, pero desde entonces ha evolucionado mucho ampliando su oferta formativa hacia otras áreas. ¿Ha habido otros másteres que os hayan interesado después?

– Desde ese instante en el que comenzamos nuestra relación con el IME, nunca se ha perdido el contacto entre ambas partes.

Manuel Bueno, responsable de calidad de Simón Martín Guijuelo, tuvo la oportunidad de disfrutar de la formación del IME con el MBA en Dirección de Empresas Familiares (MBA DEF). Esto le introdujo conceptos directivos que poco a poco ha ido aplicando en su puesto y que, a día de hoy, hemos valorado como imprescindibles para un puesto de su grado y responsabilidad. Es uno de los pilares fundamentales del crecimiento de nuestro grupo humano.
También, hemos colaborado con la incorporación de otros alumnos a los que hemos tenido la suerte de poder ayudar en su formación y prácticas laborales, recibiendo un torrente de ideas frescas y juventud muy gratificante para todos.

– En Simón Martín os encargáis del proceso productivo completo, ¿es vuestra manera de garantizar la calidad?
– Nuestro objetivo fundamental de crecimiento en los últimos 20 años ha sido el Ciclo Cerrado de Producción, donde podemos dar un servicio global y garantizando una trazabilidad desde el origen, garantizando un producto final de plenas garantías.
Todo ello, nos ha llevado a obtener la certificación IFS Food, norma de seguridad alimentaria reconocida por la Global Food Sa-fety Initiative (GFSI) para auditar empresas que fabrican alimentos o a empresas que empaquetan productos alimentarios a granel. Se centra en la seguridad y calidad alimentaria de los productos procesados.
De esta forma, se nos brinda la oportunidad de tener acceso a cadenas de distribución, que velan por la calidad total y con necesidades de un producto ibérico que cumpla las normativas más exigentes a nivel internacional. Así mismo, contamos con un Sistema de autocontrol específico para la exportación a terceros países: SAE.

Tenemos el nivel 3 máxima exigencia y alcance según normativa, pudiendo tener accesibilidad a los mercados más exigentes y con controles más restrictivos. Actualmente, estamos presentes en más de 25 países y contamos con un plan de expansión internacional muy ambicioso en los próximos 10 años.

Nuestro objetivo es posicionarnos como una de las empresas de carácter familiar con mayor garantía de calidad y crecimiento futuro. Garantizando así la continuidad de la empresa y sentando unas bases sólidas para las próximas generaciones de la familia Simón Martín.
A nivel territorial, contamos con la marca de garantía «Tierra de Sabor», siendo un apoyo de promoción y calidad muy reconocido e involucrado con el sector agroalimentario de Castilla y León.

– Esto implica dirigir y gestionar etapas del proceso muy diferentes entre sí, desde gestionar la explotación ganadera con la crianza del cerdo hasta la comercialización del producto final. Más allá de los agroalimentarios, ¿qué conocimientos habéis requerido como profesionales?

Con nuestra apuesta por un Ciclo Cerrado de Producción desde mi incorporación a la gerencia de la empresa, nos ha generado un compromiso global muy fuerte entre todas las áreas de la empresa. Esto hace que todos y cada uno de los responsables puedan tener unas competencias transversales y una visión mucho más amplia y reconfortante de los pasos que vamos dando hacia nuestro plan de garantía de calidad global y servicio pleno.

– Sabemos que IME Business School está muy volcado en el apoyo al sector agroalimentario, pero ¿cómo se traduce esto para la empresa?

– El IME es una fuente de conocimiento que colabora activamente con Simón Martín donde, sin duda, está el germen de los futuros profesionales del sector. Nuestra enhorabuena a todos los que forman el IME, por el gran apoyo para el sector agroalimentario a nivel formativo y ocupacional. Pudiendo contar con la orientación y selección del talento joven, que nos ayuda a generar un tejido empresarial fuerte y un área comercial muy competitiva.

– ¿Y para los empresarios?

– A nivel empresarial, hay que destacar el apoyo de la Junta de Castilla y León con el IME, que garantizan un conocimiento y capacidad productiva territorial muy fuerte, asentando a que las nuevas generaciones busquen su futuro en nuestra comunidad.

– ¿Qué importancia le das a la formación tanto a nivel personal como profesional?

– La formación es uno de los pilares básicos para el crecimiento empresarial, así como para el arraigo de los valores familiares que queremos trasmitir. Apostamos por un personal implicado a nivel personal y formado continuamente a nivel profesional, para no perder de vista la realidad social y cultural en la que nos movemos.
El IME es la base formativa de Simón Martín junto a los apoyos de la Junta de Castilla y león, ICE, Tierra de Sabor y planes internos colaborativos.

– ¿Cuáles son vuestros próximos retos a medio plazo?

– Tres retos futuros basan nuestro objetivo.
Internacionalización: llegar a poder ofrecer el placer de disfrutar del mejor ibérico en cualquier rincón del mundo 100% natural y saludable para todos.
Valores: Continuidad de los valores éticos y culturales que han forjado el crecimiento desde hace más de un siglo.
Calidad Total: Crecimiento en nuestro Ciclo Cerrado de Producción, garantizando un producto y trazabilidad desde el origen que garantice el futuro de nuestra tierra y de sus gentes.

– Como empresario, ¿Cómo recomendarías a la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca?

Recomiendo la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca de manera total, siendo el camino más efectivo para la selección y retención de talento en nuestra zona.

¿Quieres más información sobre nuestros másters? ¡Pulsa aquí!
comunicacion.ime

Author comunicacion.ime

More posts by comunicacion.ime

Leave a Reply