Skip to main content

Porcentaje de rebote o bounce rate: qué es y como mitigarlo

By enero 11, 2023BLOG

¿Qué es la tasa de rebote o bounce rate? La tasa de rebote (Porcentaje de rebote o bounce rate) es una métrica que nos indica el porcentaje de visitantes que entran en una página y la abandonan sin realizar una interacción con otro clic. Es ese número de usuarios que realizan una visita de una única página vista y no continúan con su navegación por la web. Dicho de otro modo, son todos aquellos que entran y salen por la misma url sin clicar en ningún lugar de la web independientemente del tiempo que permanezcan en esa única dirección.

¿Por qué es importante?

Se la considera una de las métricas más importantes ya que, de alguna manera, mide la capacidad de retención de los usuarios y, por tanto, de su fidelización. Lógicamente, este tipo de visitas no tiene el mismo valor que aquella que navega a lo largo de nuestra web y menos aún si la comparamos con algún tipo de visita que termina ofreciendo una conversión más tangible.

Google está ahí

Debemos de prestar especial atención a la experiencia que el usuario obtiene en nuestro site ya que Google está ahí para analizarlo y actuar en consecuencia posicionándonos en un lugar u otro, en parte, basándonos en esa experiencia. Google sabe si los usuarios permanecen más o menos tiempo en la web o si salen de ella nada más salir y acuden a algún otro resultado de búsqueda. Un simple análisis de esta actitud le informa a Google si el usuario ha quedado satisfecho o no con lo que está buscando.

Métrica Dwell Time

La métrica Dwell Time, con la que Google calcula la calidad de las páginas a través de la interacción que hacemos con ellas, tiene en cuanta el CTR (porcentaje de clics que se hace en un enlace o resultado de búsqueda), la duración de la sesión y el bounce rate del que estamos hablando en este post.

Posicionamiento web

Es decir, aunque Google decide modificar tu posicionamiento teniendo en cuenta:

  • Número de clic sobre cada resultado.
  • Tiempo de permanencia en la página en la que aterrizan.
  • Cuando regresan a los resultados de búsqueda, si es que vuelven.

Un alto porcentaje de rebote denota que el visitante que recibimos no está obteniendo una buena experiencia. No disfruta de lo que le ofrecemos, no satisfacemos su necesidad.

La tasa de rebote objetivo

No existe una tase de rebote adecuada (lógicamente el 0 sería el objetivo pero esto más que objetivo deberíamos de definirlo como sueño fantástico). Cada tipología de web se comporta de
una manera distinta: no es lo mismo entrar a un blog directamente en el post que responde a nuestra pregunta, que hacerlo en una tienda de ecommerce. Incluso los distintos sectores empresariales tienen comportamientos distintos y el tráfico que proviene de dispositivos móviles es, habitualmente, más propenso a ofrecer un bounce rate mayor que al escritorio. Podemos indicar que la tasa de rebote ideal para un sitio de inbound marketing de tipo B2C debería no superar el 35% aunque no deja de ser un dato de acercamiento y demasiado frío.

¿Cómo reducirla?

Si, por supuesto que se puede reducir la tasa de rebote, y a continuación te doy algunos consejos para conseguirlo:

  • Mejora la velocidad de carga de tu web: un motivo frecuente de tener una alta tasa de rebote es la carga lenta de nuestro sitio web. El usuario no tiene paciencia ni comppasión, y si la página tarda en cargarse, el usuario se irá antes de lo deseado incluso sin llegar a ver el contenido en el que hemos trabajado para ofrecerle.
  • Optimización móvil: la navegación desde una pantalla más pequeña que la de un ordenador debe ser sencilla, intuitiva, agradable, etc. De no lograrlo, el usuario también tenderá a irse por encontrarse en un entorno poco amigable para él. Debemos basarnos en la legibilidad y la capacidad de dar información incluso cuando se lea solo «por encima».
  • Organiza el contenido de manera simple y óptima: menús, títulos, subtítulos, negritas,  bullets. Olvida lo tedioso o complejo.
  • Centra tus esfuerzos en un menú operativo y atractivo porque él será, en muchos de los casos, la herramiento que te ayude a captar el primer clic que el usuario hace en tu página.
  • Identifica en qué lugares debes de proponer enlaces internos para que el usuario tenga la intención de hacer clic en ellos y continuar con su navegación. Piensa que si un artículo no tiene ningún enlace interno, tendrá muchas más probabilidades de rebote alto que aquél que sí lo tiene. La probabilidad de que hacer clic en él es inferior a la de hacerlo en un enlace interno.

¿Puedo modificar la tasa de rebote desde Google?

No queremos abandonar este post sin hablar de la posibilidad de modificar la tasa de rebote en Google Analytics para obtener una información más fiel sobre si nuestros contenidos son relevantes o no. Esto se consigue de dos maneras: a partir del tiempo que el usuario permanece en la página y a partir del punto de la página donde llegue a encontrarse el usuario.

  • Por tiempo: indicaremos a Google Analytics que no se contabilicen aquellas visitas superiores, por ejemplo a 30 segundos.
  • Por lugar de la página: indicando en este caso que no formen parte de esta bounce rate aquellas visitas que llegan a un determinado punto de la página (por ejemplo el final del texto).

Eventos

Ambas configuraciones se realizan a través de eventos que nuestro webmaster tendrá que implementar de una manera sencilla. Ya sabemos entonces que si un usuario entra a una url y sale de ella sin haber navegado a otra pero si que se dispara algún evento, no contará como rebote y además nos arrojará datos que nos responderán a la utilidad que nuestros contenidos tienen antes las necesidades de nuestros usuarios.

Gonzalo Valverde 

comunicacion.ime

Author comunicacion.ime

More posts by comunicacion.ime