Resulta una cuestión de interés detectar si, para un turista, diferencias en sus motivaciones turísticas influyen de alguna manera en la elección del tipo de establecimiento.

Para identificar estas diferencias nos hemos basado, para un periodo determinado, en dos muestras extremas: una de usuarios que solo se han alojado en vivienda turística y otra de usuarios que solo se han alojado en hotel.

El estudio se realizó entre el 21 y el 29 de julio de 2015 en colaboración con la empresa HomeAway y se centró en el ciudadano residente en España que había pernoctado entre junio 2013 y junio 2015 al menos una vez en una vivienda o en un hotel para pasar sus vacaciones o tiempo de ocio. De los 2.359 encuestados, 320 manifestaron haber contratado en el periodo considerado al menos una vivienda turística (pero no hotel) y, por otro lado, 556 se alojaron al menos en un hotel (pero no en vivienda turística), el resto había estado tanto en hotel como en vivienda turística. El error muestral para la muestra de 320 individuos fue del +/- 5,48% y el de la muestra de 556 individuos del +/-4,16% [1].

Para ambas muestras, el motivo más perseguido a la hora de elegir destino y establecimiento vacacional es “Descansar, escapar de  la rutina y del estrés” y los menos buscados son: “Practicar el esquí u otros deportes”, “Ir de compras”, “Recibir tratamientos de salud y belleza”, “Visitar a familiares y amigos” (tablas 1 y 2).

Sin embargo, se detectan diferencias estadísticamente significativas al comparar las puntuaciones entre los alojados en vivienda turística y en hotel. En particular, destacan valores más altos para los alojados en vivienda turística, frente al hotel, respecto a las siguientes motivaciones:

  • Actividades culturales, musicales, deportivas,
  • Conocer nueva gente y relacionarme con sus actividades,
  • Disfrutar de la naturaleza o campo,
  • Divertirme, vivir experiencias excitantes,
  • Ir a la playa
  • Practicar el esquí u otros deportes
  • Recibir tratamientos de salud y belleza
  • Visitar a familiares y amigos

Además, para los alojados en hoteles de 4* y 5*, frente a los alojados en hoteles de menor categoría, es más importante la motivación “Recibir tratamientos de salud y belleza”. Sin embargo, para los alojados en los hoteles de menor categoría (hotel de 1* a 3*), es más importante la motivación “Conocer nuevos lugares o ciudades”.

Por último, en cuanto al tipo de vivienda turística, solo se detectó una diferencia estadísticamente significativa: apartamento y bungalow están más asociados a “Ir a la playa” que “otros tipos de vivienda turística” (distintos de apartamentos, bungalow, chalets y villas).

Tabla 1. Motivos para el viaje (vivienda turística)

Tipo vivienda de uso turístico
Apartamento Bungalow Chalet Villa Otro Total
Actividades culturales, musicales, deportivas 2,99 2,66 2,72 2,67 2,67 2,87
Conocer nueva gente y relacionarme con sus actividades 2,99 2,91 3,10 2,57 2,48 2,94
Conocer nuevos lugares o ciudades 3,79 3,44 3,56 3,71 3,95 3,72
Conocer patrimonio histórico 3,47 3,09 3,02 3,29 3,33 3,34
Descansar, escapar de la rutina y del estrés 4,18 4,38 4,18 4,29 4,19 4,21
Disfrutar de la gastronomía y enoturismo 3,50 3,53 3,52 3,33 3,43 3,49
Disfrutar de la naturaleza o campo 3,51 3,75 3,62 3,81 3,81 3,59
Divertirme, vivir experiencias excitantes 3,74 3,53 3,68 3,48 3,33 3,67
Ir a la playa 3,72 3,59 3,16 2,86 2,19 3,46
Ir de Compras 2,66 2,72 2,54 2,62 1,86 2,59
Practicar el esquí u otros deportes 2,26 2,47 2,50 1,95 1,86 2,27
Recibir tratamientos de salud y belleza 2,28 2,41 2,42 2,05 1,57 2,25
Visitar a familiares y amigos 2,74 2,44 2,58 2,52 3,00 2,69

Nota: El encuestado valoró los motivos vacacionales en una escala de 1 a 5, siendo “1” poco importante y “5” muy importante.

Tabla 2. Motivos para el viaje (hotel)

Categoría del hotel
Hotel 1* a 3* Hotel 4*-5* Total
Actividades culturales, musicales, deportivas 2,74 2,64 2,68
Conocer nueva gente y relacionarme con sus actividades 2,67 2,60 2,63
Conocer nuevos lugares o ciudades 4,00 3,72 3,85
Conocer patrimonio histórico 3,46 3,40 3,43
Descansar, escapar de la rutina y del estrés 4,20 4,21 4,21
Disfrutar de la gastronomía y enoturismo 3,37 3,43 3,40
Disfrutar de la naturaleza o campo 3,15 3,00 3,07
Divertirme, vivir experiencias excitantes 3,49 3,44 3,46
Ir a la playa 3,07 2,96 3,01
Ir de Compras 2,39 2,48 2,44
Practicar el esquí u otros deportes 1,69 1,84 1,77
Recibir tratamientos de salud y belleza 1,89 2,24 2,08
Visitar a familiares y amigos 2,35 2,28 2,31

Nota: El encuestado valoró los motivos vacacionales en una escala de 1 a 5, siendo “1” poco
importante y “5” muy importante.

Si agrupáramos los motivos vacacionales de acuerdo a la coincidencia en las valoraciones de los alojados en viviendas turísticas y hoteles utilizando el análisis factorial de Componentes Principales (rotación VARIMAX), vemos que las agrupaciones resultantes son muy parecidas en ambos tipos de alojamiento (tablas 3 y 4). La interpretación que cabe dar a los tres grupos de motivaciones resultantes podría ser la siguiente:

  1. Motivaciones de actividad (turismo de actividad). Relacionadas con una actividad que motiva el viaje, bien sea la práctica de un deporte, tratamientos de salud, acudir a acontecimientos musicales o culturales, ir de compras, visitar familiares y amigos, y conocer nueva gente.
  1. Motivaciones culturales (turismo cultural). Tienen que ver con el interés por conocer nuevos lugares o ciudades; conocer patrimonio histórico; disfrutar de la gastronomía y el enoturismo; y/o disfrutar de la naturaleza o el campo.
  2. Motivaciones de tranquilidad (tranquilidad). Búsqueda de tranquilidad: “Descansar, escapar de la rutina y del estrés” y/o “Ir a la playa”.

Un par de excepciones cabe apuntar a esta coincidencia: “Disfrutar de la naturaleza y del campo” tiene un significado cultural en el caso de la vivienda turística y, sin embargo para el hotel, no tiene un encaje claro en un único grupo de motivaciones, por lo que se excluye de la clasificación. De forma similar, “Descansar, escapar de la rutina y del estrés” para el hotel se asocia al factor tranquilidad, sin embargo, para el caso de la vivienda turística no tiene un encaje claro en un único grupo. Finalmente, “Divertirme, vivir experiencias excitantes” es una motivación que no encaja bien en ninguno de los tres grupos, ni en vivienda turística ni en hotel.

Tabla 3. Análisis factorial de los motivos vacacionales en vivienda turística

Turismo de actividad Turismo cultural Tranquilidad
Recibir tratamientos de salud y belleza Conocer nuevos lugares o ciudades Ir a la playa
Practicar el esquí u otros deportes Conocer patrimonio histórico
Ir de Compras Disfrutar de la gastronomía y enoturismo
Visitar a familiares y amigos Disfrutar de la naturaleza o campo
Actividades culturales, musicales, deportivas
Conocer nueva gente y relacionarme con sus actividades

Tabla 4. Análisis factorial de los motivos vacacionales en hotel

Turismo de actividad Turismo cultural Tranquilidad
Recibir tratamientos de salud y belleza Conocer nuevos lugares o ciudades Ir a la playa
Practicar el esquí u otros deportes Conocer patrimonio histórico Descansar, escapar de la rutina y del estrés
Ir de compras

Visitar a familiares y amigos

Disfrutar de la gastronomía y enoturismo
Actividades culturales, musicales, deportivas
Conocer nueva gente y relacionarme con sus actividades

Estos son por tanto los tres tipos de beneficios buscados en sus vacaciones por los alojados en viviendas turísticas y hoteles, por lo que las ofertas y mensajes a trasladar por parte de los operadores turísticos deberían orientarse a ser reconocidos en alguno de ellos, de forma que puedan captar el público que más se identifique con dicho beneficio principal buscado.

[1] El muestreo se realizó sobre una muestra inicial de 15.840 individuos de 18 a 65 años de edad, pertenecientes al panel de Sondea, seleccionados de forma intencional y proporcional a las cuotas de la población española según INE (“Avance del Padrón”, a 1 de enero de 2014; y “Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos”, publicada en 2015) en función del sexo, grupo de edad, CC.AA de residencia y CC.AA. de destino. Del total de los 15.840 participantes de la muestra a los que se les envió por e-mail la invitación para rellenar el cuestionario, se recogieron 2.402 encuestas, de las que fueron consideradas válidas 2.359, lo que supuso una tasa de respuesta del 14,9%.

rosa
Rosa M. Hernández Maestro: Profesora Contratada Doctora en el área de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Salamanca
pablo-antonio-munoz
Pablo Antonio Muñoz Gallego: Catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Salamanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s